fbpx

El juego como motor de activación del espacio público 

“Ciudades jugables, la oportunidad de recuperar los espacios públicos para y con las personas” 

Con la participación de 66 Protagonistas de Ciudá, la Unidad de Desarrollo Regional de la Cámara de Comercio de Barranquilla realizó del 27 al 29 de junio la charla “Ciudades Jugables, una estrategia de cohesión social”. En este espacio los líderes tuvieron la oportunidad de conocer los beneficios de dinamizar la ciudad a través de actividades lúdicas y pusieron a prueba diferentes metodologías para involucrar a la ciudadanía en los procesos de transformación y construcción de la identidad de un territorio de la mano de Espacio Lúdico, organización chilena sin ánimo de lucro que impulsa programas de innovación urbana que generan transformación social e inclusiva a través del juego 

Entre los beneficios de una ciudad jugable se destacan la imaginación y creatividad como fuentes innovadoras de cohesión socialdonde el juego acerca a las personas a la vida en comunidad; brinda posibilidades inagotables de encuentro, intercambio y conexión entre quienes habitan un territorio, provocando un rol más activo de la ciudadanía en el proceso de creación de la ciudad, como, por ejemplo, la oportunidad de recuperar los espacios para y con las personas.   

Hablar de ciudades jugables va más allá de pensar en el espacio físico y las intervenciones que se pueden hacer a este para mejorar su apariencia. Debemos generar procesos donde colectivamente identifiquemos como podemos transformarlos en pro de acciones que permitan que la comunidad se conecte e interactúe.  

La metodología “Ludo Barrio” propone centrar la atención en el proceso más que en la intervención misma, como una forma efectiva de garantizar que las comunidades se involucren y apropien en los procesos de mejora de los espacios públicos de la ciudad. Un factor clave para el éxito de transformación del territorio en el que la ciudadanía juega el papel más importante, pues finalmente la continuidad y sostenibilidad de estos procesos de dinamización depende en gran medida de la apropiación de los habitantes con la ciudad.  

Para lograr las acciones esperadas por parte de las comunidades y su conexión con el territorio, es importante tener en cuenta las dinámicas propias del lugar y el proceso de comunicación que se da en cada uno de estos espacios. Podemos cambiar percepciones de la ciudad y generar transformaciones, solo si los actores involucrados se empoderan del cambio. ¿Y tú, qué espacios lúdicos activarías en Barranquilla? 

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu nombre.
Por favor escribe un comentario.