Es uno de los registros públicos que el Estado delegó en las cámaras de comercio por virtud de la Ley, el cual contiene la información de los proponentes inscritos que aspiran a celebrar contratos con las entidades estatales, mediante la clasificación que cada interesado reporta al momento de su inscripción, renovación o actualización, aportando la documentación de soporte que se exige, y que es objeto de verificación documental por parte de las Cámaras de Comercio y las entidades públicas.

Por su parte, el Artículo 2.2.1.1.1.3.1 del Decreto 1082 de 2015, por el cual se expide el Decreto Único Reglamentario del sector administrativo de planeación nacional lo define como, el registro único de proponentes que llevan las cámaras de comercio y en el cual los interesados en participar en procesos de contratación deben estar inscritos.

Respecto de la noción y naturaleza jurídica de Registro, la jurisprudencia del Consejo de Estado, afirma que se trata de un listado de proveedores en el que los potenciales contratistas del Estado se inscriben, clasifican y califican según determinados criterios. Por consiguiente, el registro es un requisito para poder presentar ofertas, su finalidad no es otra distinta a calificar “moral, técnica y financieramente” a los oferentes, razón por la cual ostenta el carácter de registro único.

A su turno, la verificación documental es el cotejo entre la información consignada en el formulario único aprobado por la Superintendencia de Industria y Comercio y la documentación anexada para soportarla, con el fin de determinar su congruencia respecto de los requisitos habilitantes y clasificación que se certifican en los términos que establece el artículo 6 de la ley 1150 de 2007, modificado por el artículo 221 del Decreto Ley 019 de 2012 y su reglamentación.

El certificado único que se expida del proponente inscrito dará cuenta de que la información verificable entregada por el postulante figura en los documentos de soporte exigidos para la inscripción, actualización o renovación del registro, según corresponda. Además será plena prueba de las circunstancias que en ella se hagan constar.